El Rey avisa de que vienen "tiempos muy duros", pero anima a ganar la batalla al paro