El Rey sigue con su agenda en Mallorca