El Rey sabrá gestionar el caso Urdangarín