El mensaje del Rey fue el menos visto de los últimos 15 años