El Rey tomó la decisión de abdicar en enero al cumplir 76 años