El Rey busca más contratos en Omán