El futuro del gobierno autonómico de Murcia, pendiente de los tribunales