Espinar dice que vendió el piso porque no podía asumir la hipoteca