Rajoy afronta la investidura pensando en una legislatura que "dure cuatro años"