Rajoy diseña su hoja de ruta