Rajoy defiende sus medidas antidesahucios mientras Baldoví se desnuda