Rajoy seguirá la ronda de contactos para los PGE, dando prioridad a los partidos que apoyaron las cuentas del 2017