Rajoy critica la política de "postureo" y aboga por una coalición de "sentido común"