Rajoy deja la puerta abierta a aplicar de nuevo el 155 y Rovira no renuncia a defender el mandato de las urnas