Rajoy reitera que no habrá ninguna ruptura en España y dice estar "tranquilo"