Rajoy apuesta por restablecer la legalidad en Cataluña antes de celebrar elecciones