Rajoy obvia la Diada y el 'caso Soria' en la reunión del Grupo Popular, donde ningún diputado tomó la palabra