Rajoy insiste en que la prioridad en Cataluña es recuperar la legalidad y celebrar elecciones