Con 136.000 euros, Spottorno fue el cargo de la Casa del Rey con el sueldo más alto