Los condenados a prisión permanente podrán disfrutar de permisos