Puigdemont exige gobernar desde el exilio