La salida de Puigdemont de la cárcel provoca diferentes reacciones entre los partidos políticos