Puigdemont y Junqueras arrancan la campaña por el Sí a pesar de la suspensión del Constitucional