La policía, a empujones con los sindicatos que protestaban ante el Congreso