El Gobierno navarro prohíbe protestar en el ámbito público