El Príncipe Felipe bromea sobre su discurso de proclamación