Podemos ha gastado en su campaña 150.000 euros y podría recibir hasta un millón y medio