Podemos e IU, encallados en la negociación sobre las listas y los puestos de salida