Pedro Sánchez rechaza un acuerdo global con el PP, aunque habla de pactos