Pedro Sánchez defiende el legado de González y Zapatero