A día de hoy el no del PSOE a Rajoy sigue siendo no