Sánchez echa una pachanga de baloncesto con el candidato balear