Pedro Sánchez sigue en silencio y con un débil aplauso la intervención de Hernando