El PP, entre las personas y el partido