El Gobierno anuncia una reducción "muy significativa" de los coches oficiales del Estado