El Parlament desoye al Constitucional y dice que la Declaración soberanista sigue "vigente"