El pleno del Parlament arranca con una mayoría de aplauso en recuerdo a los Jordis