¿Podrán desbloquear los partidos políticos la situación?