El ‘Caso Barberá’ obstaculiza más aún la formación de Gobierno