Los grupos de izquierdas celebran una reunión "a cuatro" para hablar sobre la investidura