Ruz plantea controlar a Bárcenas con una pulsera electrónica para evitar su fuga