Iglesias se libra por los pelos de un huevazo en la manifestación de los taxistas