Pablo Iglesias se defiende, frente a las críticas de Bescansa