El PSOE, revuelto y los que apuntaban a candidatos no aclaran sus pasos