Comienza la cuenta atrás para lograr pactos de investidura