César Luena: "No caben artimañas, ni golpes"