El PP se presenta como la única opción contra "gobiernos extremistas"