Las Fallas, fieles a la sátira política