El PP resiste y el PSOE recorta distancia con Podemos, que se mantiene segundo