Oriol Pujol amenaza con rebelarse ante cualquier recorte del Estado en los municipios